"Ese alguien"

 
 Desmesurado quizá afirmar "todos los días", pero más de los que el afectado podría sobrellevar, . Y es que ese agitado engranaje de vibrantes sensaciones que recorre nuestro cuerpo que despierta cuando menos lo sospechas, no entiende de tiempo ni lo concede, pues transita de la misma manera por un segundo que por un año o por un lustro. No entiende de palabras borradas, ni de rotos juramentos, ni de promesas eludidas, ni de despedidas, ni de displicencia ... ¡Ni de nada!. Igual que el que recibe la visita de "ese alguien" que creía acomodado en la lejanía de un tiempo del que nunca debió regresar. Y a estas alturas en las que se rechaza incluso el descubrir por qué viene sin ser invitado, tampoco hay fuerzas para oponerse a su repatriación ya que probado ha quedado que la posibilidad de desalojo definitivo es inviable, rozando lo absurdo el tratar de desbancar su permanencia ya que cualquier intento de expulsión quedará en eso: intento.

Y es que una vez que acariciamos ... ¡estamos perdidos!; el roce de "ese alguien", aunque solo sea en tu mente, se hace indispensable.
 
Silvia AG

2 comentarios:

  1. Sé muy ben de lo que hablas Silvia y por mucho que intento moldear ese recuerdo y convertirlo en una ilusión no puedo hacerlo porque la química de lo físico me abrasó de tal manera que no encuentro modo de enmascarar esa pasión real como si de un sueño se tratara.
    A mí en concreto no me vuelven; eso es lo que tengo ganado porque no sabría bien como actuar; necesito de esas sensaciones físicas que aprendí de memoria para recordar lo que un día fui y ya no soy.No sé si me entenderás querida Silvia (quizá estoy siendo arcano a propósito; se trata quizá de que sé positivamente que nada sería igual que aquellos días tan lejanos; quizá porque el primero que he cambiado soy yo y esa persona ya me tiene ganada la partida porque, en su ausencia, la noción temporal de ella no ha cambiado.
    Quizá las cosas del pasado no conviene tocarlas; si están en el pasado suele ser por alguna razón, pero no lo sé, la verdad.
    Un beso bien grande, Silvia.

    ResponderEliminar
  2. Si, cada cosa en su "sitio", ¿no?...Lo que ocurre es que a veces no se tiene claro el "sitio". Sea como fuere, no dejo de pensar que es positivo el mero hecho de haber vivido determinadas situaciones aunque "quemen" por dentro. Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...