"Ocaso"

Debe ser que no estamos muy acostumbrados a ser destinatarios de la fortuna de una nobleza cargada de afecto puro y sincero que se desborda por hacernos feliz, pues cuando nos llega no sabemos manejarla, descuidamos cultivarla y acabamos por desgastarla hasta el punto que pierde su encanto, su fuerza y su luz.

Aunque no consuela ni convence, quisiera creer que
así es. Pensar que pudiera ser la opción tan aclamada y admitida por muchos, casi me hace desvanecer. Veréis, algunos apuntan que cuanto "peor" te muestres ante lo que amas, más cerca permanecerá de tí.

Preguntando por esta teoría que me desconcierta, pocos o muy pocos, han sido capaces de darme una
explicación más o menos contundente. De hecho, siempre queda un amplio márgen que da pie a variopintos debates. Pese a ello, "grandes voces expertas en el Amor",  siguen abogando por este comportamiento al tiempo que te incitan a ello casi de manera obligada.

No alcanza mi humilde intelecto a comprender que ese sea el camino que
una almas y como a día de hoy me quedan aún motivos para rebatir tal actitud que me llevan a asentarme en otros totalmente opuestos, seguiré deambulando por este intrigante y cansino paraje de venturas y desventuras que "cosen" y "descosen" relaciones hasta que mi  esperanza, que pese a todo sigue tirando de mí, transija definitivamente en tal empeño. De seguro será mi ocaso ... Tengo la certeza en que me convertiré en una decrépita ánima sin rumbo ... Y por ello, resistiré hasta agotar el resplandor del faro que guía mis convicciones ...


Silvia AG

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"HABLA PARA QUE YO TE CONOZCA". Deja tu huella...